HANA, una inquilina indeseada

La histaminosis alimentaria no alérgica es un nuevo tipo de enfermedad rara de la cual todo lo que por ahora conoce la sanidad pública de ella, es el nombre.

Urticaria en el brazo derecho.

HANA o histaminosis alimentaria no alérgica, es el nombre que recibe esta enfermedad rara que afecta al sistema nervioso central. Es una enfermedad que afecta a la alimentación, provocando una intolerancia grave a un número elevado de alimentos. Los alimentos que más intolerancia provocan entre los pacientes de HANA son: gluten,  huevo y lactosa.

Todos los alimentos que consumimos en nuestra vida diaria contienen histamina en un nivel mayor o menor dependiendo de sus componentes. Esta histamina debe ser eliminada en el proceso digestivo mediante una enzima que los enfermos de HANA no son capaces de desarrollar. Esta carencia puede venir provocada por una herencia genética, una ingesta abundante de medicamentos durante un tiempo elevado o bien, entre otros motivos, por un estado constante de estrés y ansiedad en un nivel considerable.

Las consecuencias o síntomas que un enfermo de HANA debe soportar durante toda su vida, puesto que es una enfermedad crónica, son múltiples y variadas, además, cada enfermo puede presentar todos o sólo parte de los síntomas, que son los siguientes:

Migraña

Mala distribución del agua por el cuerpo. Este síntoma es de los que más preocupa a los sanitarios puesto que desencadena otros tantos síntomas secundarios. El sistema digestivo precisa de agua para realizar su trabajo y se sirve del agua de los discos de la espalda, (los cual desgasta y provoca fuertes dolores cervicales) y del cerebro (provocando pérdidas de memoria, mala concentración y pérdida de la noción del tiempo). Cambios en el sistema digestivo, alternando diarreas con extreñimiento, cefalea, urticarias por todo el cuerpo, en el caso de la mujer, la menstruación desaparece durante varios meses, desmayos/ pérdida del conocimiento, descargas eléctricas, aumento de peso incontrolable, aparición de celulitis, caída abundante del cabello, cistitis constantes (infecciones de orina), insomnio o somnolencia, cambios bruscos de humor, fibromialgia, contracturas, piel seca, pies inquietos, alta sensibilidad, alucinaciones… Entre otros.

El único tratamiento que se conoce hasta el momento para que los enfermos de HANA puedan llevar una vida lo más normal posible, es la dieta. Una dieta que consiste en eliminar todos los alimentos que presentan intolerancia y alimentarse del resto de ellos sin abusar puesto que un abuso de un alimento que no provoca intolerancia a un enfermo de HANA puede hacer que la intolerancia se desarrolle.

Desarrollar nuevas intolerancias no sólo va a depender del abuso de aquellos alimentos que en un principio son tolerantes, sino que además, cada paciente es diferente al resto y cada cuerpo desarrolla nuevas intolerancias incluso a alimentos que nunca han tomado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes:

Imágenes: Propias y obtenidas de la página de Internter,  Flickr.

Texto: Redactado y documentado por Raquel Gil García.

Vídeo: Obtenido de la página de Internet, Youtube.

Anuncios

Acerca de JRLG

Somos Raquel Gil García (Badajoz) y Jesús Lorenzo santos (Cádiz) , estudiantes de 4º de Periodismo por la Universidad de Sevilla. Presentamos este blog realizando un trabajo de investigación sobre la enfermedad rara denominada 'HANA'.
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s